La rana René y su inconsciente (freudiano)

Abajo puedes compartir y darle “Me gusta”, así como dejar sus comentarios y reflexiones
para fomentar el debate de ideas.

En los últimos días se ha difundido un meme donde la rana René plantea algo racional y socialmente aceptado, sólo para que otra rana René —cubierta de negro— le proponga hacer algo más instintivo y oscuro; se trataría de dos lados de una misma persona. ¿Qué tiene que ver esto con el psicoanálisis? Básicamente, es la manera que Sigmund Freud concibe el inconsciente.

La mayoría de la gente piensa que quiere lo mejor para sí mismo; por considerarse normal, en general, esto no causa pregunta. Sin embargo, cuando de alguna manera u otra uno hace algo en contra de uno mismo, ahí sí se pregunta por qué. Regresar con el chico que te hizo tanto mal, faltar a citas importantes, pelear innecesariamente, despertarse tarde para eventos relevantes, quedarse bebiendo en vez de estudiar para el examen o preparar el trabajo… en fin, uno no siempre busca lo mejor para sí mismo. Como se piensa que uno sí debería querer lo mejor de sí la tentación al mal exige explicación.

Así, tanto la rana René oscura como el inconsciente freudiano vendrían a dar cuenta del problema de la existencia del mal: serían maneras de dividir al individuo mediante su duplicación. Sigamos brevemente la lógica: Como se diferencia tajantemente entre el bien y el mal, y yo seguramente siempre soy bueno y quiero lo mejor para mí, seguramente habrá otro dentro de mí que me lleve a hacerme daño. Así, frente a la rana René tradicional, se erige la rana René oscura, como frente a la consciencia se postularía el inconsciente; contra la racionalidad, un lado irracional que fuera el doble de la misma persona.

La lucha interna entre el bien y el mal no sería nuevo, en tanto la religión católica lo hubiera difundido por siglos: el diablo contra Dios, peleando en una persona; sin embargo, Freud y la rana René se diferencian, en tanto no serían seres sobrenaturales, sino la misma persona dividida. En cada individuo, habría dos instancias: una lógica y otra ilógica.

Luego, surge la pregunta por el verdadero yo. Si hay dos yo dentro de mí, si yo tengo contradicciones, ¿cuál es el verdadero y cuál engaña? (Es la misma pregunta que se hacen muchos luego de embriagarse.) Freud dice que es la rana René oscura, la contradictoria, la verdadera, por lo que constantemente tildan su pensamiento de pesimista, nihilista, desagradable… ¿Qué tratamiento quedaría, entonces? Y, bueno, amigarse con él: conocer a esta rana René oscura para manejarlo de una manera un poco más familiar.

Además, cabe acotar que tendría una potencia clínica limitada por ser intuitiva y sostener lo que ya todos pensamos. Como se puede ver, esta misma teoría está tan difundida que se ha hecho un meme: se maneja comúnmente; con ella llegan los pacientes en su sufrimiento. Para cambiar esta manera de padecer, ¿sería lo ideal sostener la misma teoría, ir en la misma dirección?

O… ¿quizás habría otra manera de pensarlo? Quizás no se trataría de que uno es tanto racional como irracional, sino que dentro de la racionalidad está la irracionalidad o viceversa… Quizás no haya que postular un hombrecito dentro de uno mismo que conduce las acciones para poder entender esto… Quizás, … por lo menos, un poquito.

Anuncios

9 thoughts on “La rana René y su inconsciente (freudiano)

    1. Sí, efectivamente: en tanto el hombre sería falsamente consciente/racional, su lado “malo”/irracional, sería inconsciente y verdadero.

      Esto lo desarrolla en artículos como “El malestar en la civilización”, donde plantea que el efecto coercitivo que tienen los otros sobre uno, son los que lo hacen enfermar. Así, por ejemplo, tus problemas se deben a que la civilización no te deja “ser” aquello oscuro que en verdad eres (mujer, hombre, gay, feliz, triste, etc.).

      Lo interesante es que, estructuralmente, esto es lo mismo que pensar que son innatamente buenos. Si cambiamos la última oración del párrafo anterior a: Así, por ejemplo, tus problemas se deben a que la civilización no te deja “ser” aquello BUENO que en verdad eres (mujer, hombre, gay, feliz, triste, etc.)… daría lo mismo. En ambos casos, es un agente exterior el que es culpable de la falta en ser…

      En fin… Gracias por tu comentario. Lo tratamos más luego.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s